Juguetes… improvisados :)

Casa-Torre-Juego-Rascador-para-Gatos-112263626_6A veces (por no decir casi siempre) los animales pasan de sus juguetes y convierten en diversión aquello que menos te esperas.

El ejemplo clásico suele ser el de los gatos que no le hacen el menor caso a esas torres con camitas y rascadores que tanto parecen gustarnos a nosotros y que, sin embargo, se vuelven locos cuando ven una caja vacía ¿A que os suena? :)

Pues en mi casa, Líah nos ha descubierto otro ejemplo. Se trata de la alfombra-parque-de-atracciones, por llamarlo de alguna manera. Y es que mi madre compró hace poco dos alfombras redondas de yute, y en seguida descubrimos a quien le gustaron más…

Imagen

Ahí tenéis a Líah en plena acción en una de las alfombras de mi madre. De momento no se ha quejado -mi madre, digo-, espero que siga habiendo suerte.

Liéta se pasa ratos enormes sentada o echada ahí, haciendo la croqueta sobre ellas, y he descubierto que también las usa como rascador. Quién nos lo iba a decir… Y sus camas y juguetes, muertos de risa.

Así son los gatos. Y supongo que por eso, y por muchas otras cosas, me encantan :)

Y vuestros gatetes, ¿qué ‘juguetes’ se han agenciado sin permiso? Supongo que está bien que vayamos compartiendo estas cosas, porque así en vez de ir a comprárselos a una tienda de animales, nos vamos directamente a Leroy Merlin (de donde vienen las alfombras), o al sitio que vosotros me digáis, y terminamos antes x)

maria firma

Anuncios